El mundo amarillo.

6


Es un libro de Albert Espinosa. En el prólogo, Eloy Azorín (actor) dice de él, entre otras cosas, que "le ha ganado varias batallas a la muerte, por eso sus historias rebosan tanta vida. Es hiperactivo, prefiere perder sueño a perder experiencias. Su velocidad mental es de vértigo." Entran ganas de conocerle ¿no?

He disfrutado de varios títulos de este autor, así que cuando vi en la Fnac que estaba a 6,95€: lo compré sin pensarlo dos veces. No pude sumergirme en él hasta una noche de insomnio de esas en las que sólo se bebe agua para no despertar con el ruido de la cafetera y se piensa "que lleguen ya las 6 (quedan 3h) y así podré saborear el primer café de la mañana" y terminas olvidándote de todo lo que te rodea para devorar las páginas de "El mundo amarillo".

Con los libros de Albert y/o la gente que ha tenido experiencias terroríficas pero en lugar de llevar a cuestas una taciturnosis ensimismada son pura energía y/o con películas sobrecogedoras (La vida secreta de las palabras, cosas que nunca te dije, mi vida sin mi, las horas, etc.)... aunque me purguen de agua salada hacen que retome la vida con más ganas (si cabe).

Albert "viene a decirnos que la única minusvalía es la emocional" y que el cáncer le "quitó cosas materiales" (pierna, pulmón,etc.) pero le dio a conocer quién era él y la gente que le rodeaba, descubrir sus límites y perder miedo a la muerte. Puede parecer que estoy comentando un libro de autoayuda pero no, estoy con él, más bien lo que habla es de su forma de vida y de sentir las cosas... si esto te abre los ojos y te hace disfrutar más del tiempo que tienes: genial.

Me entran ganas de compartir infinidad de fragmentos, diseccionarlos todos como si fuesen una rana panza arriba y desvelar cada parte pero sólo voy a añadir que la novela está dividida en cuatro capítulos inspirados en el poema "Autobiografía" de Gabriel Celaya y como me parece sublime... es el broche perfecto para cerrar esta reseña:

"No cojas la cuchara con la mano izquierda.
No pongas los codos en la mesa.
Dobla bien la servilleta.
Eso, para empezar.

Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.
¿Donde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?
Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero.

Eso, para seguir.

Fotografía realizada por Villu.
¿Le parece a Ud. correcto que un ingeniero haga versos?
La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.
Si sigues con esa chica te cerraremos las puertas.

Eso, para vivir.

No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.
No bebas. No fumes. No tosas. No respires.
!Ay, sí, no respires! Dar el no a todos los "no"

y descansar: Morir"

6 ideas :

logan dijo...

No entendi esos versos algo difícil para mi cabeza hueca

SarayPavon dijo...

Básicamente quiere decir que tenemos todo preestablecido, hasta la muerte.

rosario durán dijo...

Cuando se vive del maná que dura sólo un día; se vive intensamente! ! ! Con el suficiente afán, ni más ni menos .......se vive como se debe vivir....no por sobrevivir....repito: se vive intensamente! ! !

Pepi dijo...

Me ha llevado a pensar eso de "tengo la sensación de haber vivido antes esto".
No es ni más ni menos que algo a lo que una tiene que enfrentarse cada día, incluido el miedo a la muerte, aunque ya no sea tal.

SarayPavon dijo...

Rosario: ¿Por qué ha de durar sólo un día?

Pepi: ¿Déjà vú con el texto escrito por mí o el poema? Cada día hay que aprender a no pensar en cosas inevitables que llegarán cuando tengan que hacerlo... mientras tanto a disfrutar de los momentos ;)

Carlos Enrique dijo...

Tienes razón...A disfrutar de los momentos,a diario uno nace,crece,revitaliza y espera el despertar de un nuevo día.¡Saludos a Engelke!....¡Abrazos!