Deseo

1

Diseño 3D de Guillermo Núñez.




Soy como una boca de incendio. Quieta. Esperando. Deseando que un movimiento o una palabra -¡fuego!- me active. Tiemblan mis extremidades como si estuviese perdiendo el control. La humedad del ambiente se va a mis ojos. Para que no me cale la ansiedad me refugio en una cafetería cercana de la que me echan a empujones. No soy bien recibida. Me he vuelto unos ojos huidizos, miedosos, para que no delaten que hace tiempo que sentí el amor por última vez. El problema de envejecer es ese: tu cara refleja tus batallas y la gente prefiere que la juventud corra por tus venas, pensar que van a tener más tiempo de ti sin recordar que la muerte no entiende de edades. De todos modos a veces sigo intentando que alguien se fije en mí. Maúllo y espero. Deseando que una mano recorra mi lomo y me de un hogar.

1 ideas :

Flashback 1984 dijo...

A veces en esa cafetería en la que entras por casualidad solo te recuerdan al sitio al que perteneces,
a veces simplemente solo se está confuso, todas las cosas vienen juntas y se mezcla y confunde todo.

Así que solo queda dar las gracias a esa cafetería en la que entraste, te prestaron la atención que
tenía sentido y te ayudaron a recordar tu camino, a veces esos pequeños tiempos son mas importantes
de lo que pensamos, así que solo se puede retomar el camino y recordar con cariño y agradecimiento
el establecimiento y a quien lo regenta por su paciencia y sentido común.