Algún momento roto

16

Ir a descargar
[Jugué con ventaja. Siempre lo hago. Sale negativo en los análisis del amor y me apunto otro tanto. No me llamó al día siguiente. Ni al otro. No volvió a llamar.]

Hoy secuestro las luces de las farolas, me salto los semáforos y observo los pájaros mojados que bailan bajo la lluvia. Los tambores vuelan sobre el asfalto mientras camino, con decisión, hasta el suicidio. No puedo hacer contigo una excepción. Hoy soy el caos del universo, las niñas violadas que se quedan sin voz y, como propina, un nudo mohoso en el estómago. Vuelvo a andar sobre ondulado, sobre calles sin sentido y un juego de influencias. Los mosquitos se hacen hueco en mis párpados. No me dejan abrir los ojos. Una avenida repleta de árboles con tumores se acerca a hurtadillas y, de nuevo, resbalo hacia dentro como si fuese cliente habitual de un bar que abre a las cuatro de la mañana.

Hay noches que me vuelvo deforme. Soy como una bestia de dos espaldas, sin corazón. Es mejor ir un paso por delante. Todo se llena de hormigas y bifurco necesidades. Entonces… empate a uno. Me vuelvo como tus manos frenéticas o un cuaderno que no para de abrir y cerrar, como boca indecisa, sus páginas; que recibe los latigazos de palabras sin sentido, de proyectos de acentos. Hay noches que disecciono los pensamientos como si fuesen una rana panza arriba. Les miro a los ojos y me rio. La vida es un teatro. La anemia me está pasando factura en cansancio y siento la combustión interna. Recompongo versos rotos, labios que se caen por soledad. Pero el tiempo pasa. Aunque todo siga igual… él pasa. Aunque las aceras sean grises como los cabellos de mi alma. Entonces pego bofetadas a conciencias muertas y llueve la rabia sobre mi cabeza. Cuelgo el alma en el tendedero. Vuelvo a reírme. Se llamaba Soledad. Ahora sé porqué le puse ese nombre. Fue parte del proceso evolutivo de un corazón asustadizo, de una niña de cristal. Se sigue llamando Soledad. Noche tras noche. No hay pastillas que puedan combatir ese dolor.

[Exploraba espacios desconocidos. No sabía dónde me dirigía. Rebosaba quitapenas de esos que dejan resaca y me movía con pasos recelosos entre las robustas raíces de árboles centenarios. Todo olía a mortaja. Todo era como el laberinto interior de una pirámide.]

16 ideas :

Sephiroth XI dijo...

Todos nos hemos sentido así de vacíos en algún momento. Recuerda siempre que te tienes a ti misma, y que tienes un talento innegable con el que algún día llegarás lejos. Un abrazo.

P.D: Con el tiempo también he aprendido que si alguien no te llama no merece la pena ;)

Saray Pavón Márquez. dijo...

Sep, lo sé. Nadie merece tanto la pena como para estar mal si no llama etc. A veces uno mismo se falla y es consciente de ello. Poco a poco :) Besos y, me acoplo al abrazo :)

Álvaro dijo...

Somos humanos.

borja dijo...

Buen vídeo. ¿Cómo salió lo del baratillo?

Yo intento estudiar. Así que no lo consigo.

Saray Pavón Márquez. dijo...

Álvaro: Of course, si siempre hiciesemos las cosas bien... no nacerían muchos escritos, no hubiésemos pasado, quizás, tantas noches hablando de la vida. Un abrazo :)

Borja: Ahora lo estoy subiendo al youtube. La verdad es que, por mi parte, me gustó. Lo disfruté y se que muchos de los que estaban allí también.

Suerte con los no-estudios y los estudios. A ver si volvemos a coincidir en un acto ;)

Alan dijo...

HE VISTO TUS VIDEOS Y SON MUY INTERESANTES.
SOY UN CHICO DE MEXICO QUE TAMBIEN GUSTA DE ESCRIBIR
VER COMO LEES EL POEMA DE NERUDA FUE MAGNIFICO
TE FELICITO TIENES UN GRAN TALENTO


TE ENVIO UN CORDIAL SALUDO

Anónimo dijo...

Llevo dos días enganchada a ti jaajaj de hecho he retrasado la entrega de una práctica por quedarme “embobada” oyen tu voz, la armonía de tu rostro y conociendo las relaciones sociales que se establecen en un ciberespacio lleno de emociones reales (no pretendo juzgarte, al contrario me llama mucho la atención). Me gustan tus gafas, tu pelo y las poesías que recitas. Me recuerdas mucho a una persona que conozco que se fue dejando caer a cachos a lo largo del camino. Perdió las ganas de embellecer su existencia y la presencia de los cercanos (lo triste es que me convertí en una mera espectadora). Esas ganas infinitas de conocerlo todo, de empaparte de libros, de canciones, de disfrutar de las cosas mas pequeñas y naturales….. esas cosas que muchas veces alimentan a la imaginación y otras muchas te hacen esclavos de ellas mutando a yonkis del amor (el amor en su más amplio sentido). En resumen, lo bueno de alimentar el alma es que las cosas de la vida serán más hermosas o menos feas, lo malo es estar tan lejos de la realidad (no una realidad humana, esa por supuesto, sino de circunstancia humanas que te rodeen) que con el tiempo los significados pierden su esencia o valor real. Suerte guapa!!!

Saray Pavón Márquez. dijo...

Alan: Gracias :)

Anónima: Muchas gracias por todo lo que me dices... lamento que esa 'otra "yo"' se haya dejado caer. Un beso!

evalu dijo...

te acabo de descubrir y me ha encantado , por la noche, tan tarde que es poco necesario estar despierta, estoy llorando por la forma en la que hablas.
Ya sabes, eso que tienen ciertas letras afortunadas, que hablan del corazon de una misma, mejor y mas fuerte, que mi propia voz, y es que aunque sea algo estupido esperar que me llame, siempre mantengo una esperanza terca..

Saray Pavón Márquez. dijo...

Evalu: Pasa página, es lo mejor :)

David dijo...

¿Sabes? Hoy lo pensaba. Un anciano se puede estar muriendo y ser feliz. Porque sigue vivo.
Al igual que se madura en los momentos duros, y aunque se pasa mal mientras se está así, salimos más fuertes.
Tal vez se pierdan cosas buenas, como la inocencia, la confianza, pero hay que ver lo positivo, y resulta que a veces creces más con malas experiencias que con buenas.

Es bueno plantearselo todo como lo haces, aunque yo prefiero que sea mi cabeza, inconscientemente, la que ordene mi desorden, mi caos interno, y procuro no darle demasiadas demasiadas vueltas a las cosas, sólo unas pocas.

Leyéndote, viéndote y sintiéndote me han dado ganas de ser yo también un poco más narcisista y publicar escritos que son tan sólo míos... y a veces de dos. Y a publicar más vídeos. A la porra la privacidad (dentro de un límite), empezaré con lo menos íntimo en mi blog...

Saray Pavón Márquez. dijo...

Creo que con todos los sufrimientos se crece o al menos se tiende a ello. Los golpes fuertes te hacen abrir los ojos.

Atrévete :)

Anónimo dijo...

pego bofetadas a consciencias muertas.... Gracias Saray. Te amo por dentro, Den.

Anónimo dijo...

hello como estas saray la verdad q fue ase poco que supe de ti.... busque la poesia me gustas cuando callas y me encanto como la resitaste y de hay investigue tu trvajo esta muy nice y bueno la verdad que me gustaria que entraras ami blog para que me dieras tu opinion www.jpc25.blogspot.com

La que vuela dijo...

Me encanto completamente identificado con este momento de mi vida. Gracias

Saray Pavón dijo...

Vaya, siento que te sientas así. Un beso.