Ahora podría,...

5

...con estas mismas manos
que asesinaron y ocultaron las pruebas,
filtrar el invierno y los cuchillos
o contarte ciertas cosas como que
a veces llega una persona que piensas
que encaja perfectamente contigo,
con tu cuerpo -en cualquier postura-
y le rodeas con las piernas o apoyas
tu cabeza en su hombro y articulas
pájaros en los besos hasta que percibes
que toda la mentira cabe en su boca
y comienzas a asfixiarte con su lengua
venenosa y se llena tu pecho de exilio;
que hay gente que se toma el amor
como un mero tentempié y luego huye
borrando sus huellas y tú te cansas.
Que el abismo tiene nombre y familia
o que debiéramos ser como los animales
y pensar sólo en el ahora, en el hoy,
porque mañana nunca se sabe,
porque mañana no estaremos aquí
o porque hay tardes en las que naufraga
el corazón y se van yendo las ilusiones
con sus zapatos vagabundos; o tal vez
porque es más fácil recortar la tristeza
de nuestras pieles de lo que creemos.
Con estas mismas manos que han acogido
la muerte y la han mecido con el vaivén
de un columpio, quisiera decirte que la vida
no es más que un estremecimiento en la carne
y una ciudad que se queda con la garganta seca
y los ojos y las manos que tienen lengua
y los gemidos que suben por tu pecho
y un punto final en mi poema
y un punto final.

5 ideas :

Natalia Huertas dijo...

Pues buen punto final, desde luego.


Un saludo

Luis Miguel León dijo...

Cada vez escribes mejor.

SarayPavon dijo...

Gracias Natalia y Luis Miguel :) Un beso.

Navegante V dijo...

Dos personas en una espiral cíclica sin salida y en constante movimiento, espirales opuestas que en un momento concreto coinciden y se solapan, pero es solo un instante ya que el movimiento de la espiral rompe con ese encaje y hace que todo sea todavía más ruidoso...

SarayPavon dijo...

Veo que como en la espiral Navegante has ido dando vueltas hasta encontrarle un sentido al poema.

Una cosa que me gusta bastante del arte en general es que una misma obra/poema o lo que sea puede tener tantas percepciones como personas la degusten. Otra cosa que me agrada es no desmenuzar mis poemas (aunque haya veces que los he explicado en recitales etc.) prefiero que cada corazón le de su latido.